Municipalidad ha entregado más de 2.000 cajas de mercadería a familias afectadas por la pandemia del Covid-19

22 de Abril de 2020

1733 visitas


Hace más de un mes que la crisis sanitaria golpeó al país y en Arica fueron miles las familias que se vieron afectadas económicamente, ante la imposibilidad de laborar normalmente mientras la pandemia por Covid-19 está desatada.

Es por esto que la Municipalidad de Arica, a través de la Dirección de Desarrollo Comunitario (DIDECO), inició un Plan de Acción para ir en ayuda de las ariqueñas y ariqueños más afectados por la pandemia, repartiendo hasta la fecha más de 2.000 cajas de mercadería entre quienes presentan el más complejo panorama laboral, como los trabajadores de las ferias libres. 

El alcalde de Arica, Gerardo Espíndola, señaló que las dificultades económicas de la comunidad, fue una de las primeras preocupaciones del Concejo Municipal, instancia en la que fueron aprobados los fondos para la compra y repartición de la ayuda a quienes son más vulnerables.

“Nosotros desde el primer día comenzamos a trabajar para que esta pandemia no afecte sobremanera a la ciudad, tanto en la cantidad de contagios como en las repercusiones económicas que traería. Sabemos que son muchas más las familias que necesitan ayuda, pero estamos haciendo todo lo posible para ir en ayuda de quienes lo necesitan, con los fondos que disponemos”, expresó.

Los funcionarios municipales han entregado más de 1.000 cajas de mercancía a socios de 38 ferias libres de la comuna, además de otras 1.000 para casos sociales como adultos mayores, familias de los programas de Seguridades y Oportunidades, Vínculos y Lazos; además de ariqueños en situación de discapacidad, jefas de hogar, entre otros. 

El pasado 4 de abril, DIDECO presentó al Consejo Regional un plan de trabajo para asegurar el alimento a más de 6.000 familias durante los próximos cuatro meses. Sin embargo, los recursos no fueron entregados al municipio, destinando desde el CORE 900 millones de pesos al Gobierno Regional para la entrega de los alimentos.

Esperamos que la entrega de alimentos por parte del Gobierno comience lo más pronto posible. Hoy la ciudad se encuentra en cuarentena, y son miles las familias que no pueden trabajar y no tienen los recursos para poder vivir dignamente en estos momentos”, enfatizó el jefe comunal.

Según el catastro realizado por la Municipalidad, son 8.000 las personas que requieren ayuda social. A esto se suma la explosiva demanda por actualizar el Registro Social de Hogares y la renovación del Subsidio Único Familiar.