Alcalde de Arica firmó carta dirigida al Gobierno junto a más de 50 ediles de país: “no somos enemigos en esta pandemia somos socios”

17 de Abril de 2020

738 visitas


El alcalde de Arica, Gerardo Espíndola, firmó una declaración pública realizada este jueves por más de 50 ediles del país, quienes criticaron la tardía respuesta de las autoridades de Gobierno para afrontar los daños ocasionados por la pandemia del Covid-19 tanto en el ámbito sanitario como económico y social.

Los ediles expresaron en la misiva que “manifestamos nuestra profunda preocupación respecto a que las decisiones de la Crisis Sanitaria se tomen guiadas por premisas que no compartimos en lo más mínimo, como es la resignación complaciente del Ministro de Salud y del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, cuando señalan “que todos los chilenos y chilenas nos contagiaremos de COVID 19 en algún momento”, demostrando así, la clara intención de no querer evitar detener la Pandemia con medidas categóricas y reconocidas internacionalmente”.

El alcalde Gerardo Espíndola señaló que “se han tomado medidas desde el nivel central, sin tomar en cuenta la realidad de los diferentes municipios del país. Cada ciudad tiene su propia realidad, cada alcalde conoce las fortalezas y debilidades de sus comunas, pero el Gobierno ha hecho caso omiso a nuestra voz”. Indicó además que no basta con decretar una cuarentena, si no va de la mano con un plan de apoyo a las familias más pobres, acción que como municipio lo venimos planteando desde el mes de marzo y aún no se materializa.

Respecto al hermetismo del Minsal, los alcaldes “exigimos que se termine con el secretismo y que se comparta con el sistema de salud primaria municipal toda la información para colaborar en la fiscalización de los aislamientos y las cuarentenas; acompañar y asistir psicosocialmente, desde las Municipalidades, a los casos confirmados, a sus familiares y al entorno más cercano”.

Además, señalaron que es crucial dotar a los centros de salud con test certificados a la brevedad, así como también la ampliación de la categorización, que permitirá testear a todos los pacientes con distintas patologías. “Estos testeos permitirán pesquisar de manera temprana a los contagiados y contagiadas no sintomáticos, que constituyen hoy el mayor riesgo de propagación de la Pandemia, sobre todo en los sectores más populares y vulnerables sanitariamente”.

En lo económico, los ediles exigieron la creación de una “renta básica de emergencia” mientras que en lo educativo, “rechazamos enérgicamente que se consideren aceptadas las vacaciones de invierno dentro del período de receso escolar por pandemia, y menos aún reiniciar clases en este mes de abril, si aún está en plena evolución la fase 4 del Covid-19 en Chile”.

Finalmente, recalcaron la necesidad imperiosa de resolver la baja de ingresos municipales con inyección de recursos desde el Gobierno, lo que de no cumplirse “nos veremos obligados a tomar acciones legales contra el Estado Central que ha abandonado a los chilenos y chilenas a la suerte de los exiguos recursos económicos de los Municipios, limitando drásticamente la capacidad de éstos”.