Municipalidad afina los últimos detalles para las cenas de año nuevo

25 de Diciembre de 2019

1459 visitas


El alcalde de Arica Gerardo Espíndola Rojas, junto al equipo municipal y las organizaciones que se vieron beneficiadas, afinan los últimos detalles de lo que serán las cenas de Año Nuevo, la idea es festejar de una manera diferente, con un espíritu que se ha recuperado durante las manifestaciones de los últimos dos meses, donde los vecinos y vecinas se han unido en torno al anhelo de una sociedad más justa y con menos abusos.

Cabe señalar que, luego que en consulta ciudadana digital se decidiera suspender el show de fuegos artificiales, la Municipalidad de Arica decidió reemplazar este evento y destinar esos recursos en cenas en comedores sociales, en línea de lo que es el sentido de estos festejos de fin de año en el contexto de las movilizaciones sociales de nuestro país.

Tuvimos la primera reunión de coordinación con un grupo de hogares, especialmente hogares de ancianos que se verán beneficiados con esta decisión que tomó la comunidad de no tirar fuegos artificiales y si, redistribuirlas en diferentes tipos de acciones y una de las principales es hogares de ancianos, de niños, de jóvenes y de personas que son vulnerables, gente en situación de calle que ya estamos organizando para tener un año nuevo bonito, algunos va hacer almuerzos, otros onces, otros cenas, según la disposición de la que puedan recibir este beneficio. A esto se suman las fiestas comunitarias que se van hacer en las poblaciones de Arica para recuperar la vida del barrio”, expresó Espíndola.

La iniciativa consiste en otorgar Cenas de año nuevo a hogares de acogida y comedores sociales que atienden personas vulnerables de la comuna, en total serán más de mil personas que serán beneficiadas con las cenas, que entregarán una comida especial de año nuevo, que se contratará con banqueteros locales que provean de estos servicios, para servirlas en los comedores sociales o casas de acogida.

Este espacio que nos facilita la Municipalidad con los recursos que está colocando a nuestra disposición nos permite reconfigurar lo que ha pasado y empezar con el pie derecho para el próximo año”, señaló Patricio Moyano, jefe Operación Social del Hogar de Cristo.

María José Forosco, representante del hogar de ancianos “Hermanitas de los Pobres”, manifestó su alegría por tan noble iniciativa del alcalde Espíndola, “que la Municipalidad aporte es como un despertar en esta situación en la que estamos y un canto a la esperanza”.

Los objetivos que se persiguen son otorgar una celebración digna a personas vulnerables y fortalecer la economía local apoyando a los emprendedores que se han visto afectados con el estallido social.