Municipalidad de Arica se la juega por una Navidad en comunidad

09 de Diciembre de 2019

1527 visitas


Con una fiesta comunitaria celebrada en la explanada de la plaza Colón, la Sección de Eventos de la Municipalidad de Arica, celebró el tradicional encendido del árbol de Navidad, actividad que contó con la presencia del mismísimo Viejo Pascuero.

Durante la jornada, grandes y chicos participaron de la confección de hermosos adornos que fueron colgados en el gigantesco pino navideño que este año sobrepasa los 15 metros de altura.

En sintonía con el movimiento social que se vive en nuestro país, las niñas y niños presentes, con tiza en mano, escribieron mensajes alusivos sobre cómo quieren que sea la nueva ciudad de Arica. Y para ir en ayuda de los más desposeídos, depositaron alimentos no perecibles en la Caja de la Confianza.

Emocionante  

Mariane Sandoval, del sector camino a las pesqueras, dijo que el encendido del árbol de Navidad “fue muy emocionante para los niños. Sobre todo, cuando llegó el Viejito Pascuero”.

Por su parte, el alcalde de los niños, Benjamín González, dijo que la actividad le pareció “muy bonita, estuvo súper entretenida. Hubo de todo, fue muy divertida”.

Paola Cortés, vecina de la calle Lincoyán, manifestó que “fue un show hermoso. Fue todo muy lindo y genial para los niños, se pasaron”. 

Luego de estacionar su trineo en la plaza Colón, el Viejito Pascuero le deseo mucho amor y alegría para todos los ariqueños. ¡¡¡Espero que pasen una linda fiesta en familia y compartan con sus seres queridos una feliz Navidad!!!

Nunca más sin la gente

“Cuando vemos que los chilenos se manifiestas en las calles, tenemos que hacer eco de esto y decir nunca más sin la gente. Por eso, con manos de vecinas y vecinos de Arica, queremos confeccionar adornos para hermosear el arbolito de navidad de la plaza Colón”, señaló el alcalde Gerardo Espíndola Rojas.

Espíndola también invitó a la comunidad ariqueña a dejar su aporte en la caja de la Confianza para ir en ayuda de la gente en situación calle o las personas que lo están pasando mal económicamente. “Si alguien se lleva todo, bueno se lo llevará, después vendrá otro corazón solidario y pondrá más cosas. Queremos poner valores sobre la mesa”.