Comparsas de localidades afectadas bailaron con todo a pesar de las lluvias estivales

15 de Febrero de 2019

Hace más de 40 años que en nuestra región no se registraban lluvias como las que afectaron a Arica y Parinacota durante la semana pasada, fin de semana donde fueron cerca de 75 milímetros de agua los que cayeron en diversos puntos, afectando a decenas de poblados y generando diversos cortes de camino.

 

El panorama se veía complejo para la organización del carnaval, especialmente por los problemas de conectividad que surgieron con el paso de las horas y los constantes golpes de agua que activaron quebradas que hace décadas se creían extintas. Pero hubo una tónica común entre las comparsas participantes, el carnaval debe continuar.

 

“Con la fuerza del sol estamos presentes todos los años, puede que la lluvia nos haya arrasado pero seguimos aquí con el corazón” gritaba a lo lejos uno de los bailarines de la Tarqueada Villaroel al terminar su paso por el escenario central del Carnaval.

 

Para Sara Irralde, de la agrupación Sangre Andina, este año fue un evento diferente a la luz de los hechos “La verdad encuentro que es un carnaval tenso, por toda la disputa que hubo en redes sociales y eso fue muy triste para nosotros porque no se vio lo que estaba pasando detrás en las agrupaciones, nosotros nos pusimos a colaborar con todo lo que pudimos, por eso para nosotros tiene un gran significado bailar, ya que trae gente, turistas y nos permite ayudar a nuestras familias, jamas pensé que estaría todo tan tranquilo” exclamó

 

Desde que se realizó el Convite el objetivo era claro, el carnaval debe ser solidario y convertirse en una luz de esperanza para los pueblos que se vieron afectados por las lluvias estivales, es por ello que desde temprano se reunieron en Arica para dar comienzo al tradicional evento, pero esta vez la energía y entrega tienen un compromiso diferente.

 

En el caso de Diego Mamani, también de Sangre Andina, el compromiso fue mayor que cualquier emergencia “En mi caso me costó mucho venir a bailar, soy del valle de Azapa, estuvimos súper afectados y en mi caso me costó mucho venir a bailar pero el compromiso es más grande y las ganas de bailar también” finalizó.

 

Otro de los aspectos que explican la solidaridad del carnaval es la forma en que la cosmovisión andina adquiere un profundo significado cuando se trata de salir adelante, para Luis Bustos de Taltape es una de las bases de cómo se logró realizar el Carnaval “Somos chilenos solidarios y ustedes pueden ver, la gente, el movimiento y eso es parte de la solidaridad. Creo que es parte de la profunda consciencia y cultura, nosotros siempre hablamos de la dualidad y las 4 puntas de la pawa y su base sólida, eso tiene que con nuestros pueblos y su empatía con el prójimo.Cuando uno sabe como es la vida en el altiplano y en los pueblos del interior, entonces uno se da cuenta del esfuerzo que se hace” recalcó.

 

El Carnaval continuará con su programación hasta el día domingo 17, oportunidad donde se conocerá a los ganadores por categorías de la versión 2019 de entre las 64 comparsas participantes.