Alcalde Espíndola “en picada” contra la basura

16 de Abril de 2018

Con el propósito de tener una ciudad limpia y libre de microvertederos, el alcalde Gerardo Espíndola Rojas, se lanzó “en picada” contra la basura y aquellos que ensucian las calles de la comuna, en el marco de la campaña “No Mostremos la Hilacha y cuidemos la limpieza de Arica”.

La municipalidad, a través de la campaña comunitaria busca difundir el decreto 570/88 ordenanza de Aseo y Ornato, por eso la IMA invita a sumarse a enganchar con limpieza y no mostrar la hilacha.

Iniciativa

La iniciativa impulsada por el jefe comunal, busca crear conciencia, además de sensibilizar a la población para que entre todas y todos se mantenga el aseo de Arica y mejorar la calidad de vida con nuestro entorno.

“Lamentablemente, podríamos cambiar recorridos, llenar de tecnología, pero no podríamos conseguir nada concreto si no tenemos un cambio de cultura en la población, sabemos que esto es complejo, sin embargo el trabajo debe ser en conjunto”, precisó.

Y en su afán de hacerle la guerra a la basura, la campaña considera además: la entrega de información en prevención de salud, talleres de reciclaje, entrega de información puerta a puerta y jornadas de limpieza, entre otras actividades comunitarias. 

“Los vecinos y la Municipalidad, trabajen en conjunto en el mejoramiento de recorridos, horarios y gestión del residuo y en el desarrollo de una dinámica de autocuidado que contará con la participación de juntas de vecinos, organizaciones sociales y funcionales”, indicó Espíndola.

En el pasado

El alcalde Espíndola, reflexionó en torno al atraso que tiene la ciudad en materia de gestión de residuos, “estamos 40 años atrasados en el tema de gestión de residuos, tenemos un vertedero y no un relleno sanitario, no hay una planta de reciclaje, no tenemos sistema de segregación, ni de recolección de basura ni compostaje, cosas que uno va sumando y que muestran realmente que como ciudad estamos atrasados”.

Por otra parte, recordó que en su gestión, la Municipalidad ha realizado innumerables operativos de limpieza en las poblaciones y en el río San José, retirado 500 autos abandonados, mejorado la fiscalización y aumentando la cantidad de inspectores municipales.

Nueva ordenanza

Para el éxito de esta iniciativa, el municipio ha aumentado la cantidad de cámaras de televigilancia y trabaja en una nueva ordenanza que permitirá multar a través de los aparatos tecnológicos a los que sean sorprendidos botando basura fuera de los horarios y en lugares que no corresponden.