Alcalde Espíndola tras reunión con ministro Blumel: Pide mayor seguridad ciudadana y más recursos para enfrentar la crisis desde el municipio

16 de Abril de 2020

969 visitas


Luego que se declarara la Cuarentena Total en la zona urbana de Arica, la que comenzará a partir de este jueves 16 de abril, el alcalde de Arica Gerardo Espíndola Rojas sostuvo una reunión con el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, y otros alcaldes de comunas en cuarentena, donde la primera autoridad comunal pidió más recursos para el municipio y mayor seguridad.

En la reunión donde además participó el intendente de la Región Metropolitana, Felipe Guevara, y alcaldes de comunas en cuarentena como Santiago, Puente Alto, Ñuñoa, San Bernardo, El Bosque, Chillán Viejo, Temuco, entre otras, Espíndola planteó al ministro Blumel la necesidad de que se aumenten con urgencia los recursos a los municipios, tras el compromiso del año pasado en una nueva redistribución del Fondo Común Municipal a las comunas más pobres como es Arica.

“Nuestro municipio ha sufrido un impacto en sus ingresos tras la llegada de la pandemia, por ejemplo, el nulo ingreso con el cierre de ambos casinos; y además han aumentado los gastos para responder a la urgencia, en medidas de sanitización y ayuda social, entre otros”, explicó Espíndola. Esta realidad, es similar en la mayoría de los municipios de Chile, que ven con preocupación la merma en los ingresos y la alta demanda en sus comunas, con la crisis económica que trae esta situación sanitaria.

El alcalde planteó la necesidad de asegurar una cuarentena digna para la población más afectada con esta crisis y para ello, se debe asegurar un ingreso mínimo desde el Estado para la población, sobre todo para quienes trabajan independientes y hoy no pueden generar recurso. “En Arica tenemos más de dos mil familias que viven del comercio ambulante y de ferias itinerantes, y que hoy sus economías están golpeadas por lo que se requiere una renta básica de emergencia”, explicó Gerardo Espíndola.

Seguridad Pública

Otra de las preocupaciones presentada por el alcalde Espíndola, y en línea con el resto de los alcaldes del país, es la demanda por mayor seguridad en la ciudad, ante el aumento de la percepción ciudadana respecto a la inseguridad y al aumento de denuncias de delitos y robos en la comuna. Según explicó el ministro del Interior, si bien han bajado los delitos de alta connotación, aún se mantienen aquellos relacionados a robo con intimidación, por lo que se retomarán planes de seguridad como el STOP.

La primera autoridad comunal manifestó a Blumel que es necesario el aumento de resguardo durante la cuarentena, debido a que existe mucha gente que no ha respetado el llamado de la autoridad a mantener el distanciamiento social durante el brote de Covid19. “Nos llega de parte de vecinas y vecinos preocupación por la sensación de inseguridad ante el aumento de delitos. Además. Como municipio, hemos sufrido robo de cables que afectaron la iluminación pública en Playa Chinchorro, robo que se produjo en pleno toque de queda y el maltrato a nuestros trabajadores de la salud de urgencia, quienes deben tener mayor seguridad”, señala el alcalde.

Agregó que este tipo de situaciones no pueden seguir repitiéndose por lo que el aumento de presencia, tanto de carabineros como de personal militar es clave para mantener el orden y la seguridad en estos tiempos de cuarentena.