Alcalde Espíndola y cuarentena digna: “24 mil personas necesitan con urgencia que el gobierno materialice la entrega de alimentos”

15 de Abril de 2020

1255 visitas


El coronavirus no sólo ha provocado una crisis sanitaria al país, sino que también ha golpeado a la economía local, afectando a las familias más vulnerables de nuestra comuna. Por ello, apenas el país pasó a Fase 4 de la pandemia, la Municipalidad de Arica activó una serie de acciones de apoyo social, proyectando que serán más de 24 mil las personas que se verán fuertemente afectadas en el corto plazo.

“Se trata de más del 10 por ciento de la población que está hoy sufriendo fuertemente el impacto económico de esta pandemia y que irá aumentado en el tiempo, por lo que el estado debe garantizar un aislamiento físico en dignidad para todas las personas”, afirmó el alcalde Gerardo Espíndola. Por ello, desde el 17 de marzo el municipio inició una serie de acciones en apoyo a la comunidad, comprando cajas de alimentos para cerca de cuatro mil personas, en especial adultos mayores vulnerables, las que ya han sido repartidas.

Desde la Dirección de Desarrollo Comunitario del municipio, el 4 de abril se presentó un plan de trabajo al Consejo Regional a fin de asegurar el alimento a más de 6 mil familias por cuatro meses y valorizado en mil millones de pesos. Los recursos no fueron entregados al municipio, sin embargo, desde el cuerpo colegiado, se destinaron 900 millones de pesos a la Intendencia, institución que administrará la entrega de alimentos.

Recursos urgentes

“Es urgente que se materialice la entrega de alimentos por parte del Gobierno para una cuarentena digna en la población, en especial, a quienes no pueden trabajar producto de la pandemia”, manifestó su preocupación Gerardo Espíndola, quien indica que, desde el municipio en un mes intenso de trabajo, llevamos más de 5 mil solicitudes de ayuda, además de una demanda explosiva en actualización del Registro Social de Hogares y la renovación del Subsidio Único Familiar.

El municipio en conjunto con el Concejo Comunal está trabajando en una redistribución del presupuesto que permita una asegurar un fondo de emergencia para la Atención Primaria de Salud, la continuidad en la recolección de residuos, sanitización de la ciudad y las ayudas sociales de Dideco.

“Dada la alta demanda del municipio en estas tres áreas, es que los recursos del municipio son limitados y se requiere de estos recursos frescos que el Core destinó al Gobierno sean ayuda inmediata para las familias vulnerables”, sentenció Espíndola.