Municipalidad de Arica realizó monitoreo e implementó medidas preventivas con los vecinos para enfrentar precipitaciones 

22 de Febrero de 2020

1074 visitas


Tras las lluvias estivales registradas este viernes 21 de febrero y la madrugada de este sábado, la Municipalidad de Arica, a través de la Dirección de Desarrollo Comunitario (Dideco), para ir en ayuda de las familias que tienen sus techos en mal estado, entregó durante la jornada de ayer 310 unidades de nylon a 20 juntas de vecinos del sector centro sur y otros 197 cortes a organizaciones territoriales de la comuna, más el sector de Quebrada Encantada y Cerro Chuño.

Según informó personal de la Dideco, dicha entrega estuvo focalizada en grupos familiares vulnerables, integrados por niños, adultos mayores y personas en situación de discapacidad que viven en hogares que presentan problemas en sus techumbres.

Mientras tanto, en la localidad rural de Sora, según informó la encargada del Departamento de Protección Civil y Emergencia del municipio, Eva Maturana, producto de las precipitaciones hubo un aumento del caudal del río pero sin peligro de desborde. A su vez agregó que no hubo remoción de masa de los cerros ni cortes de caminos.

 

Sin embargo y como medida preventiva, 4 personas de esa localidad pernoctaron en la sede social, utilizando los elementos de emergencia proporcionados previamente por la Municipalidad de Arica para enfrentar estas emergencias.

 

Respecto al estado del río San José,  a la altura del kilómetro 33 y alrededor de las 01:00 am el caudal aumentó a 5 mil litros por segundo, pero sin peligro de desborde ni daños para la comunidad.

 

En relación al suministro eléctrico y conectividad de las postas rurales, éstas funcionaron con generadores eléctricos hasta la medianoche, hora de restablecimiento de la energía, según expresó personal de la Dirección de Salud Municipal.

 

No obstante, la encargada de Emergencia, Eva Maturana, señaló que los equipos municipales siguen en alerta, monitoreando diversos sectores de la ciudad para acudir en ayuda de la comunidad ante cualquier llamado.