Más de 20 mil personas dieron vida al Clásico Navideño 2019

15 de Diciembre de 2019

612 visitas


Ante más de 20 mil personas, el viejo Pascuero y la magia de la “Tía Pikachu” causaron furor en Clásico Navideño 2019, organizado por la Ilustre Municipalidad de Arica (IMA), la que montó una gran fiesta familiar la que se transformó en un verdadero parque de diversiones, para que los niños y niñas de la ciudad disfrutaran como corresponde la llegada de la Navidad.

La actividad se desarrolló en el Estadio Carlos Dittborn, entorno amplio y seguro, para toda la familia ariqueña, con la participación de funcionarios municipales, quienes fueron los guías del espectáculo realizado en Arica.

Fiesta Navideña

La gran fiesta navideña contó con la entrega cuatro mil mochilas saludables, el despliegue de juegos inflables gigantes y de entretención.

Cabe destacar el apoyo de Carabineros, de la PDI, Cruz Rojas y Bomberos quienes fueron fundamentales en la seguridad, cuidado y sana entretención de nuestros niños y niñas.

En el espectáculo se utilizaron las canchas interiores del principal recinto deportivo de la ciudad, hasta donde llegaron los niños y niñas para disfrutar de los juegos concursos, magia y mucha entretención.

Ocasión en que la familia disfrutó del show de la “Tía Pikachu” acompañada de sorpresas y que hizo cantar y bailar a todos los niños y niñas.

Yo me siento muy feliz, me motivo a salir a regiones, me preguntan que se siente ser famosa, pero no me siento famosa solo cumplo con mi deber como ciudadana, y vine por los niños y niñas”, señaló la Tía Pikachu.

Para el alcalde de los niños y niñas de Arica, Benjamín González, fue muy entretenido conocer a la Tía Pikachu, “bakán, porque desde que se hizo viral, tenerla acá me sorprendió, excelente”.

Espíritu Navideño

El alcalde de Arica, Gerardo Espíndola Rojas, se mostró muy feliz con la alta asistencia de público que llegó a disfrutar del Clásico Navideño, “este es un clásico navideño distinto, hoy día Chile está cambiando, hay una efervescencia social, un despertar, y que nos obliga a adaptarnos a una situación, en el fondo lo que buscamos es que reflexionemos lo que está ocurriendo en el país y lo que hay que poner sobre la mesa es la esperanza el deseo de construir un país nuevo”, expresó Espíndola.

Un gran despliegue municipal permitió llevar alegría a los miles de niños y niñas que asistieron al Clásico, donde el espíritu navideño inundó los corazones de grandes y chicos en vísperas de la llegada del niño Jesús al mundo.