Hasta desde Portugal vinieron a ver el Carnaval con la Fuerza del Sol

17 de Febrero de 2019

213 visitas


Desde su comienzo hace 18 años el Carnaval con la Fuerza del Sol se ha ido posicionando como uno de los panoramas imperdibles del verano a nivel nacional en Arica, muestra de ello es la gran cantidad de turistas que año tras año viajan desde las más diversas latitudes para impregnarse con los colores, sonidos y sabores que tiene el tradicional evento andino.

 

Otro de los fundamentos que hace atractivo el carnaval es la cantidad de gente que viaja desde otras regiones especialmente para bailar y ser parte de la esencia andina, muchos siguen el ejemplo de Belén Fuentes, quien viajó desde Santiago para bailar en su segundo Carnaval “Es segunda vez que vengo, encuentro que este año estuvo mucho mejor que el anterior, ahora todo fue con más emoción y alegría, además bailo hace tiempo y tenía ganas de ser parte del carnaval” manifestó.

 

Otro de los motivos que mueven a muchos viajeros es ver a sus familiares participar de las comparsas, por ejemplo para Mario Pavez y su señora es una oportunidad para ver a su hija ser parte de la tradición “Es primera vez que vengo, fue súper alegre todo, además vengo a ver a mi hija que este año bailará Waka-Waka y además es ñusta, así que estamos súper contentos por todo lo que significa” comentó.

 

Pero el Carnaval ha logrado ganarse un espacio en el corazón de América más allá de los participantes, ya que muchos turistas viajan desde otros continentes para ser parte de la tradición andina y conocer el ambiente que se arma en la víspera y durante los 3 días del recorrido, un ejemplo de ello es el de Patricia Marchant, quien viajó desde Portugal para conocer el recorrido “Es fantástico, es la primera vez que vengo, conocía algunos bailes pero lo que más me impacta es la cantidad de bailarines y bailes, además del empeño que le ponen, de verdad es maravilloso” sentenció.

 

Año tras año el Carnaval se ha ido posicionando a nivel latinoamericano como uno de los eventos más importantes del norte de Chile, motivo por el cual no se hace extraña la cantidad de personas que se siguen sumando y dándole vida a nuestro gran evento.