Salud Municipal incentiva a la comunidad a utilizar los espacios de salud mental

10 de Septiembre de 2020

279 visitas


En el marco del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, la Dirección de Salud Municipal (Disam), llama a la comunidad a utilizar los espacios de salud mental disponibles para brindar apoyo y contención emocional a aquellos que estén atravesando momentos difíciles a nivel emocional y psicológico.

Durante la conmemoración de este día, instaurado el 10 de septiembre por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio, se fomentan en todo el mundo compromisos y medidas prácticas para prevenir los suicidios. Cada día hay en promedio casi 3 mil personas que ponen fin a su vida, y al menos 20 personas intentan suicidarse por cada una que lo consigue

Es por ello que, la Disam apunta a lo relevante que es hacer conciencia acerca de la importancia del autocuidado mental, esto debido a que el suicidio es una de las consecuencias más graves y dolorosas de la pérdida de la salud mental.

Muchas veces se le resta importancia a esta patología por sobre la salud física, lo que termina siendo un grave error. Es necesario que tanto el cuerpo como la mente tengan la atención y cuidados para prevenir una enfermedad.

El suicidio es un problema complejo, en el que intervienen factores psicológicos, sociales, biológicos, culturales y ambientales.

Salud mental en Pandemia

La Disam elaboró una Plan Estratégico Covid-19 y en él destaca la salud mental de los usuarios, es por ello que, los casos priorizados que se deben tener en consideración son: personas con antecedentes de riesgo de suicidio, aquellas personas con un trastorno de salud mental que presentan una evolución prolongada en el tiempo, con importantes necesidades de continuidad de atención y coordinación interna y externa, aquellas que tengan una sospecha diagnóstica en la categoría de Trastorno Mental Grave o Severo.

A su vez, se deben considerar personas que presenten otros problemas o trastornos de la salud mental, en el que se considere en situación de riesgo y que requiera un seguimiento más intensivo, otras en la que se encuentren en una institución residencial (Salud, SENAME, SENDA, MIDESO) o en situación de calle. También aquellas con problemas de consumo perjudicial de alcohol, tabaco y otras drogas.

En este sentido, no se puede negar atención a la demanda espontánea de personas con riesgo suicida, sospechas de esquizofrenia, psicosis, depresión psicótica, de alto riesgo vital, crisis de pánico o trastornos ansiosos en general.