Municipalidad de Arica prepara programa on line para recordar junto a vecinos de Lluta el Festival del Choclo

21 de Agosto de 2020

910 visitas


Con el fin de mantener viva la tradición y las costumbres de toda una comunidad, la Municipalidad de Arica realizará el sábado 29 de agosto, un programa especial para homenajear a quienes han dado vida al gran Festival del Choclo, el evento más importante del Valle de Lluta que este año no podrá ser realizado por causa del Covid-19.

El web show será emitido a través de la página del Facebook de la Municipalidad, y contará con entrevistas a miembros activos del festival, habitantes del valle, reinas de años anteriores y gestores culturales. Además, serán recordados los mejores momentos de ediciones anteriores, con el fin de llevar la alegría y emoción del evento a los hogares de todos los ariqueños y parinacotences.

El alcalde de Arica, Gerardo Espíndola, llegó hasta la estación Rosario, en el kilómetro 17 del valle, para participar de las grabaciones del programa, oportunidad en la que exponentes gastronómicos expusieron las tradicionales exquisiteces que pueden ser degustadas en el evento. En la oportunidad, el jefe comunal señaló que la iniciativa tiene como objetivo mantener vivo el espíritu del Festival, llevando hasta cada hogar de la ciudad los recuerdos de eventos pasados.

“Lamentablemente, esta pandemia nos ha hecho suspender tradiciones que son importantes para nosotros como es el caso del Festival del Choclo. Sin embargo, tenemos que mantener viva la tradición, vivo el hito y la esperanza y es por eso que estamos aquí realizando estas grabaciones para lo que será el 29 de agosto, el gran Festival del Choclo pero de manera virtual, donde vamos a estar recorriendo la historia de los últimos tres años de este gran festival que es parte de la identidad del gran Valle de Lluta”, expresó.

Desde su creación en 2002, el Festival del Choclo ha sido un evento fundamental para que los artesanos, agricultores y ganaderos del sector puedan mostrar y vender sus productos a miles de personas que llegan año a año al valle, una tradición que ha permitido la consolidación de micro y pequeñas empresas dedicadas a poner en valor el vergel ubicado en el sector norte de la ciudad.