Caravana municipal de festejos recorrió la ciudad celebrando el Día del Niño y la Niña

13 de Agosto de 2020

506 visitas


El alcalde de Arica Gerardo Espíndola Rojas, encabezó la caravana que llevó alegría y entretención a cientos de niños y niñas de la comuna. En la ocasión, visitó diferentes poblaciones de Arica, entregando un mensaje esperanzador en tiempos de pandemia, enmarcado en el Día Internacional del Niño y la Niña.

Con personajes de historietas y una camioneta cargada de mochilas saludables, la Municipalidad de Arica, a través de la Dirección de Desarrollo Comunitario (Dideco), recorrieron las poblaciones y los barrios, donde los más pequeños disfrutaron de una mañana llena de alegría y diversión.

La fila de vehículos recorrió las juntas de vecinos Norte Grande, Ignacio Carrera, Ignacio Serrano, América, Adrián Barrientos, Balmaceda, Campo Verde, Carlos Rony, Cabo Aroca, Centenario, Tarapacá Sur, entre otras.

En la ocasión, los dirigentes sociales agradecieron al alcalde Espíndola la iniciativa, ya que trae alegría a los niños y niñas que desde hace ya cinco meses no pueden salir a la calle a jugar con sus amigos o ir al colegio a compartir con sus compañeros.

Marco Rojas Herrera, presidente de la Junta de Vecinos 32 “Los Jardines”, se manifestó contento con la llegada de la caravana de alegría y con la visita del jefe comunal, “esto es estupendo, el equipo de ustedes es brillante y muchas gracias por todos los niños”, precisó.

Acompañando a la caravana, el alcalde Espíndola visitó las juntas vecinales junto a sus dirigentes, en un periodo bastante complejo y muy duro para los niños y niñas que permanecen encerrados, “no podemos celebrar como estamos acostumbrados en el Estadio en el Clásico del Día del Niño, sin embargo con nuestro equipo de Dideco y con el equipo de rural estamos visitando los valles para que los niños y niñas tenga un minuto de recreación y puedan ver a sus personajes de la televisión y se puedan distraer, así el corazón queda más contento”, expresó la autoridad comunal.

Por último, Espíndola finalizó el recorrido en la residencia sanitaria ubicada en un hotel del sector costero, donde con bailes y música entretenida se entregaron colaciones saludables, ocasión en la que grandes y chicos salieron a los balcones a recibir todo el cariño y afecto que los funcionarios municipales llevaron en tiempos tan complejos.